Header Ads

De Interés
recent

¿Qué debe tener un artista para que llame la atención de un sello discográfico? Parte 1

Serie de tips para conocer el movimiento en la música y las tendencias actuales en términos de lo que buscan los sellos discográficos frente a los artistas independientes.

Artículo relacionado: 

Una pregunta que toma forma desde la publicación de un artículo de La Nación.Com donde entrevistan a directivos de cuatro empresas globales para el sector de la música, Spotify (gerente América Latina), Ultrapop, Warner Musica (filial Argentina), S-Music.

- Alejandro Varela, Presidente de S-Music
49 años, productor y ex presidente de EMI Argentina y Chile.

- Gustavo "Hippie" Kisinovsky, Director de Ultrapop
49 años, músico, productor y editor responsable de un catálogo con buen gusto.

- Gustavo Diament, Gerente regional de Spotify
43 años, recién ingresado en el negocio de la música y ex Unilever.

- Diego Villanueva, Presidente de Warner Music Argentina
41 años. Ex presidente de Universal Music.

“¿Qué tiene que tener un artista para que llame su atención y le ofrezca un contrato?" 


Ultrapop: Ya hace unos 13 años que la idea de sello discográfico cambió para siempre. Ya no somos una empresa que edita discos, somos más bien una empresa que hace logística, producción, marketing y distribución de contenidos creativos. Trabajamos en toda la cadena de producción y valor de los artistas, de sellos más pequeños u otros productores. En ese contexto tenemos distintos niveles de asociación con ellos. Ya sea haciendo distribución de CD, vinilos o formatos digitales, o haciendo marketing y prensa o produciendo conciertos y eventos, trabajamos junto con los artistas para darles sustentabilidad. Es por eso que trabajamos con cien artistas y productores sosteniendo la escena local y estableciendo diálogos con artistas de otros territorios, más allá de nuestros gustos personales. Y cuando un artista nos gusta mucho y nos sentimos cómodos trabajando con él es que lo incorporamos al sello y tratamos de trabajar en el 100% de la cadena de producción, o por lo menos ayudarlo en todo lo que podamos. Como nos pasa desde hace 15 años con Daniel Melero.

Warner Music: Posibilidades en la Argentina y en el exterior. Las compañías todavía firmamos a largo plazo. Para mí es clave también su equipo de trabajo, managers y staff. Yo creo que existen pocos buenos managers, eso es una posición clave en la industria del entretenimiento.

Spotify: Nosotros no tenemos relación directa con los artistas, pero los artistas nos buscan muchísimo a través de sus discográficas o su personal dedicado a los contenidos digitales. Gran parte de los artistas entienden que somos el futuro de la música y que con Spotify una experiencia de música que antes era ilegal o muy poco monetizada puede ser legal y monetizada. Sabemos que tenemos un promedio global de usuarios de 28 años; personas que crecieron con Napster, con la piratería, y que antes de Spotify no solían pagar nada o muy poco por la música.

S-Music: En definitiva termina siendo gusto personal. Salvo cuando vas a comprar un éxito, que comprás eso y no su música, es muy difícil saber si un artista en sus comienzos va a ser tan popular como para firmarle un contrato. Y lo que pasa también es que si una compañía como la nuestra logra imponer a un artista, seguramente venga una de las discográficas major y nos lo compre, como le pasó a un amigo con Tan Biónica, porque llega un punto en que lo tenés que largar, no podés competir contra lo que pueden ofrecerle ese tipo de compañías grandes.


Más allá de estas importantes opiniones nos damos a la tarea de conseguir más respuestas a esta pregunta que todos los músicos nos hacemos en algún momento, acá algunas y pronto publicaremos la segunda parte de este interesante tema.

Demo - Tres Temas

En la época en que se grababan demos en cassettes de cromo con Dolby noise reduction había una regla de oro: como mucho tres temas. La tecnología ha cambiado, pero esa regla es buena. A un sello le bastan tres (a menudo dos) canciones para darse cuenta de si va a trabajar con una banda. 

No mandes diez temas. Con tres alcanzan. Se supone que es tu mejor material ¿no? En realidad el demo/ preview de un disco es una propuesta de negocios que el artista hace al sello, de la misma manera en que una compañía envía a otra un documento proponiéndole entrar a un negocio. Una compañía seria no manda 328 documentos para ver cuál le aceptan. Ni siquiera empieza mandando nada, empieza contactando a la otra compañía preguntándole si están interesados en un negocio y explica un poco de qué se trata. Mucho peor que mandar diez temas es mandar veinte temas todos por la mitad para demostrar que sos prolífico. Quiero escuchar tres terminados no veinte sin terminar. Seamos serios.

Tomado del artículo 11 Consejos – Emiliano Canal 

De acuerdo a mucho de lo que se diga, el negocio de la música ha cambiado y es necesario visualizar por cual camino seguir la marcha, muchos artistas han desertado de los grandes sellos para emprender sus propias compañías disqueras y contribuir con artistas cercanos que no han tenido esas posibilidades, generar sus propios ingresos y tener el control de su compañía. 

A esta ruta surge una nueva pregunta ¿Podemos sobrevivir como artistas independientes?, esto supone sumarnos a un cumulo de artistas que toman el control de sus carreras y deciden hacerlo sin depender de estas compañías.

Enlaces

Con la tecnología de Blogger.