Header Ads

De Interés
recent

Contrato entre una Banda y un Sello Independiente


Información preliminar. 

Antes de seguir leyendo usted debe saber que diferentes sellos utilizan diferentes tipos de contratos, y si hay intereses financieros en juego, estos pueden ser más complejos. La información encontrada aquí es más aplicable a sellos pequeños, aunque las ideas básicas se pueden aplicar a cualquier contrato de sello discográfico. Además, tenga en cuenta que estos consejos no son una camisa de fuerza y no pretenden ocupar el lugar del asesoramiento jurídico.

1. Quiénes y Qué.

Lo primero que debe incluirse en un contrato entre un sello independiente y un artista es básicamente – quiénes hacen el trato y qué acuerdos cubre - La parte de quiénes es fácil; puede decir simplemente "un contrato entre (el sello) y (la banda)". El qué es donde se pone un poco más difícil, pero lo más común es: 

- Un acuerdo de licencia para un álbum ya grabado. 
- Un acuerdo de licencia para un álbum, además de otro acuerdo para que el sello pueda publicar uno o más álbumes en el futuro.
- Un acuerdo con la banda para grabar uno o más discos que el sello publicará 
- Un acuerdo de licencia o producción con la opción exclusiva para una o más producciones en el futuro.

2. Duración.

Se refiere a la duración del tiempo en que el sello será el propietario del disco cubierto por el acuerdo. Es, obviamente, de mayor interés para el sello tener el álbum tanto como sea posible, pero el término puede ser desde un par de años como hasta siempre. Un plazo de entre 5 y 10 años es decente, y dependiendo de cuánta experiencia tenga el sello, el extremo inferior del espectro es el más adecuado. Es bueno para el sello incluir una opción para renovar la duración del contrato.

Tenga en cuenta que la terminación de la propiedad está determinado por el hecho de si usted "compra" el disco o sólo la licencia.

3. Dónde.

Un contrato de sello independiente debe especificar los lugares donde la disquera tiene derecho a vender el álbum. Si su sello tiene sede en EE.UU., y la banda ya tiene un acuerdo en el Reino Unido, entonces no puede tratar de vender el disco muy bien allí también. Una manera justa para las bandas y el sello es incluir en el contrato las áreas de cobertura cuando el sello tiene la distribución y la banda aún no tiene otro tipo de  contratos; y luego incluir una cláusula que indique que el sello puede solicitar licencias u ofertas de distribución en otros territorios para la publicación del disco (esto si el sello es propietario o tiene su licencia).

 4. Avances.

Ahora, llegamos al dinero. Los avances son adelantos con cargo a ingresos futuros de la banda, así que sólo prometa un avance que usted crea puede recuperar por las ventas de álbumes. Una buena regla general sobre los avances es que si usted es un pequeño sello los grandes avances son una pérdida de dinero en efectivo. Si el dinero es escaso, todo estará mucho mejor si se salta el pago de un gran avance y en su lugar ahorra ese dinero para invertir en promoción. La venta de discos es un negocio costoso - si quiere que funcione, tiene que gastar su dinero en un presupuesto de promoción, no en un avance.

5. Tope de gastos.

La banda no hace dinero hasta que el sello no ha recuperado todo lo gastado en el disco (con la excepción de las Mechanical Royalties, que los sellos tienen que pagar no importa qué. Es bueno incluir un tope de gastos y un aparte que diga que el sello consultará a la banda después de haber pasado una cantidad X de dinero en efectivo. Se ahorrará un montón de problemas a largo plazo cuando la banda se queje por el dinero o diga que usted lo ha gastado todo en la publicación. 

6. Haciendo el dinero.

Esta es la parte crucial del contrato de un sello independiente. Es necesario especificar cómo y cuando la banda puede empezar devengar pagos. En primer lugar, es importante decir aquí que a la banda no se le pagará hasta que el sello haya recobrado todo el dinero gastado en el disco (incluyendo el anticipo). A continuación, el contrato deberá indicar cómo se dividirán los beneficios después de haber recuperado tal dinero. 

-50/50
- Acuerdo por porcentaje (a favor del sello) 

En realidad no hay mucho lío aquí. Los grandes sellos casi siempre tienen ofertas porcentuales, pero 50/50 es, a veces, la manera más fácil para un sello pequeño. 

7. Los pequeños detalles.

Hay un montón de gastos extras que surgen en el curso de lanzamiento de un álbum, y ahora es el momento de hacerles frente. Por ejemplo, si usted está lanzando en vinilo, si la banda quiere una camisa estampada a todo color, si usted no quiere pagar la manutención de las giras, inclúyalo en el contrato también. Ahora es el momento de anticipar los gastos que pudieran surgir con un lanzamiento en particular y que usted desea evitar, y deje por escrito que el sello no pagará la factura de estos gastos. 

8. La letra pequeña.

La lista anterior detalla los conceptos básicos que un contrato de sello independiente debe llevar, pero esto no significa que sea lo único que se puede y debe incluir. Lo siguiente son sólo algunas de las cosas opcionales que se pueden anexar, y pueden o no aplicarse según sea el caso: 

- Contabilidad - Esto le da a la banda el derecho de auditar los libros del sello en relación con la publicación del disco en un intervalo dado - por ejemplo una vez al año. Esto puede ser tan simple como cumplir con una bebida y mostrar a la banda cómo las cosas se mueven hacia fuera, o puede ser tan formal como tener una cuenta donde ir y comprobar. 

-Acuerdos de licencia – Si hay licencia del disco con un sello en otro territorio, o si la licencias de una canción del álbum la tiene un medio de comunicación, ¿cómo se divide la cuota? 

-Aceptación y Entrega - Esta cláusula es uno de los elementos más importantes de un contrato que rara vez utilizan los sellos independientes - pero usted debe ser consciente de que está ahí como una opción. Básicamente, esto significa que el sello no tiene que sacar un disco que se desvía de la clase de música que ellos creían que iban a conseguir, y que la música tiene que registrarse en un formato que pudiera ser tocado en la radio (es decir, no en uno de 4 pistas grabado en la habitación de alguien). Esto es... polémico, por decirlo diplomáticamente. 

Si todo esto le ha puesto nervioso, relájese. El mejor contrato es el que el sello y la banda han acordado entre sí y que cubre todas las eventualidades posibles. Usted no se puede anticipar todo lo que va suceder en la relación Sello/Banda - sólo cubra lo más que pueda, y mantenga líneas de comunicación abiertas y honestas, por si se hace necesario volver a negociar. ¿Qué tan complicado tiene que ser el contrato? Nada en absoluto – sólo bien escrito, y recuerde que una página sencilla cubre tanto como 20 complejas.

Fuentes.
Imagen de portada.

Traducción 

Con la tecnología de Blogger.